30% OFF
Comprando 1 o más

CONOCIENDO y CRIANDO OVEJEROS ALEMANES. MARIO D. ROCCA. 2007

$370,00
¡30% OFF comprando 1 o más!

Vas a poder aprovechar esta promoción en cualquier producto de la tienda.

Conocé nuestras opciones de envío

Compartir

El autor de este libro Mario Rocca se recibió de Médico Veterinario y de Licenciado en Sanidad Animal en el año 1977. Realizó sus primeras incursiones en la crianza canina en año 1983, integrando la entonces Agrupación Oeste de POA (Club Argentino de Criadores del Perro Ovejero Alemán), con sede en Caseros, provincia de Buenos Aires.

 

Comenzó realizando algunas crías para otro criadero hasta el año 1986, en que inscribió su criadero “Von der Champs”, cuya grafía -alemana e inglesa- significa ‘de los campeones’. Hasta la fecha tiene criados ocho abecedarios, alrededor de 200 camadas nacidas en su criadero, lo que significa (multiplicando por 6 cachorros de promedio) que pasaron por sus manos 1.200 cachorros que llevan el afijo “Von der Champs”.

 

Con esta vasta experiencia, el tener tantas madres y machos reproductores, sumado a su condición de médico veterinario especialista en la raza, fueron motivos más que suficiente para incitarlo a escribir este libro.

 

Experiencia y profesión constituyen una fórmula eficaz para poder transmitir conocimientos. Se agrega -en este caso- para el autor, el hecho de tener en su trayectoria reciente al ejemplar más ganador de toda la historia ovejerista argentina y americana: “Yago von der Crubi”, excelente reproductor, con muchos hijos seleccionados. En la Argentina tres veces Sieger en primera categoría seleccionado y tres veces Campeón Americano en la misma categoría (Buenos Aires, Lima, Quito), cosechando en sus competencias en pista un número no superado de 18 campeonatos ganados.

 

Debemos coincidir con el autor, cuando al referirse a su libro dice “intento escribir en cada tema algo que sea fácil de leer y de digerir, hacer una mezcla de teoría y práctica en un lenguaje claro, como si uno estuviese hablando con un amigo ovejerista, espero que lo disfruten como yo lo disfruté al escribirlo”.